De luz

Sabes que las cosas cuestan, y mucho. Es por eso que dejaste de trabajar en la perseverancia porque a lo largo de tu vida decidiste priorizar, a veces mal, otras bien. Sabes lo que es tener éxito y por propia decisión tú misma te lo quitaste de las manos, porque buscabas otras cosas. Fuiste bastante masoquista, o quizás simplemente adolescente, empleando tiempo en aquellos y aquello que no debías. Te has frustrado, mucho, porque no eras tú u olvidaste quién eras, pero te llevaste buenas lecciones de vida más que aquella lección que no quisiste estudiar y suspendiste.

Ahora vuelves a trabajar en la perseverancia, porque vuelves a recordar quién eres. Cuesta, y mucho porque perdiste el hábito pero todo vuelve a cobrar luz, porque de eso mismo estas hecha.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s