Click

Lo que fue un sueño, se queda en eso… Un sueño. Real o no, lo fue para ti y experimentaste lo más parecido al interés, perfectamente idealizado y tóxico porque lo cierto es que crees que ese sueño podría haberte llevado a otro, que desapareciera algún que otro personaje, o cambiaran circunstancias pero nada lógico había en eso. Fuiste solamente la protagonista del suicidio emocional de la gran novela. Estaba a tu alcance despertar de ese sueño a tiempo o dejar que se convirtiera en pesadilla, pero te dejaste llevar un poquito que falta te hacía, decidiste seguir saltando por los algodones de azúcar olvidando quién eras.

Al fin, hiciste click al último algodón,

sonó la alarma de los buenos días,

no te arrepientes,

de nada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s