Billete de ida

Tú, sí tú. A la mejor, la que siempre está, la que busca y encuentra tiempo para los demás. Tú… hermana mayor, confidente y psicóloga sin haber hecho la carrera, que a pesar de a veces no poder estar, está. Tú, alma de la habitación, alma de almas, que está en las buenas y mejor aún en las malas, que cuando te vas y vuelves parece que no sepan quién regresa. Tú que haces las cosas a cambio de nada, pero eso mismo recibes… nada, nada más que excusas baratas, palabras pasadas, presentes, futuras de agradecimiento vacío. Ignorante, como si siempre fueras a estar, como si siempre fuéramos a estar, aquí, en la tierra. Tú, que acabarás sin volver, acabarás sin estar, acabarás sin respirar. Tú, que de verdad te irás, que no me volverás a ver, que el tiempo no existirá, que cuando me busques, no responderé. Ya no llorarás en mi hombro, ya no me pedirás qué hacer. Tú, que ya no estás… Menos aún lo estaré yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s