Inevitable

Desconozco la envidia, siempre he pensado que de lo único que hay que tener celos en tal caso es de la salud y aún así lógicamente alegrarte por la persona.

Siempre me he emocionado más por las victorias de los demás que las mías personales por mucho que siempre quiera ganar, diferente a pisotear, al igual que prefiero regalar que auto comprarme algo. No quiero decir que no me permita satisfacerme, no es nada de eso, es el hecho de que me enorgullece ver a mi alrededor feliz, y más aún si he visto el trabajo que le ha supuesto.

Hay personas que necesitan esforzarse más y es de valorar, yo en cambio soy de esas montañas rusas que por mucho que tenga el plan perfecto a seguir, al final del camino actuo por impulso y sale bien, muy bien. Soy como un perfecto desastre.

Hay algo curioso, de entre tantas cosas curiosas en mi y es que o me amas o me odias, no es nada nuevo ni algo que no se haya escuchado antes pero es la realidad. O estas conmigo o simplemente no estas en mi vida, pero volvamos a la envidia…

Es cuestión de eso, yo solo necesito tan solo un minuto para reconocer quién tiene estrella y quién no o simplemente está apagada porque al final de cuentas todos la tenemos y me encanta admirar a esas personas, sobre todo porque son pocas, suelen aparecer en mi camino o por obra del destino nos elegimos. Nos complementamos y admiramos.

Quién sabe qué clase de persona soy, podrían decirte a ciencia cierta que forman parte de mi, que les cuido por mucho que a veces desaparezca y que si pasara una catástrofe sería la última en abandonar el barco, y es ahí donde emerge el problema.

Para los menos fuertes supones una amenaza e incluso intentan apagar tu luz o simplemente desaparecen porque pagan sus propias inseguridades contigo y vivir así es desesperante y lo entiendo, pero no es la decisión más inteligente. Las personas como yo inspiran y reconocen tus potenciales, están contigo hasta que consigas explotarlos al máximo, están para que aprendas de ellas y ellas de ti, no compiten porque no lo necesitan.

Simplemente cada uno ocupa su lugar innato y si tu único aliciente e interés es ocupar su lugar, no podrás y encima no estarás siendo tú.

Hay que dejar volar, nadie nos pertenece, siempre me quedará compasión y afecto porque todo lo que entra y sale de tu vida, bienvenido sea.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s