Comienzos

Cuánto costáis comienzos.

Cuánto dejamos pasar el tiempo como si eterno fuera, posponiendo alarmas, posponiendo proyectos porque sentimos que aun no es el momento o no estamos preparados, por miedo al fracaso (como si naciéramos aprendidos) como si el tiempo sin intentarlo nos fuera a dar más madurez , cuando la realidad es que así lo único que conseguimos es alargar el momento, ese mal trago que irremediablemente tarde o temprano vamos a tener que pasar.

Cuánto costáis comienzos, haciéndonos querer creer que posponiendo va a ser sinónimo de disminución del nerviosismo, cuando realmente es todo el efecto contrario… Pero no, no os culpo comienzos, ni tampoco te culpo a ti por no hacer las cosas cuando tocan, porque ese instante en el que la oportunidad te salpica a la cara es tan relativo… Y a su vez es indicado escucharse a uno mismo dando el paso cuando crea oportuno, pero no esperes tanto a todo, que el tiempo se nos escapa… Es por eso que te animo a que comiences algo, lo que sea, sin pensar qué repercusión tendrá.

Mírame a mi, aquí estoy escribiendo todo y nada a la vez, porque de no ser así, si hubiera estado pensando día tras día cómo empezar mi blog, posíblemente habría terminado sin proyectar esa idea, sin materializar esa intuición o voz interior que me decía: escribe. O mejor dicho, no es que habría terminado sin escribir, es que no habría comenzado absolutamente nada.

Que poco costáis comienzos y cuánto costamos nosotros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s